Ud. está aquí: Inicio » Internacionales » Brasil se deja amar

Brasil se deja amar

Naturaleza salvaje y pura para vivir experiencias únicas, playas para todos los gustos y mucho más, todo en proporciones míticas.

En Brasil, la exuberancia está en todas partes; en la inmensidad de las arenas desérticas, en los siete mil kilómetros de playas, en los ríos que parecen mar, de tan anchos. En la selva amazónica, la más grande del planeta. En los 250 mil kilómetros cuadrados del Pantanal, la impresionante reserva natural, Patrimonio de la Humanidad. Su naturaleza aún pura, salvaje y de proporciones míticas; la urbe esencialmente cosmopolita que descansa en cálidas playas de agua cristalina, son los tesoros turísticos que hacen de Brasil un destino privilegiado más allá de los precios de los paquetes turísticos. Viajar a Brasil no va en ahorrarse uno pesos en las vacaciones, su mística es lo que atrae al turista.

En Brasil, donde quiera que vayas, no faltan experiencias únicas para ser vividas para encantarte y emocionarte. Como ya puedes darte cuenta, Brasil es un país sensacional. No importa el modo que elijas para viajar, los paquetes a Brasil te van a proporcionar una estadía con todo resuelto, pero bien podes viajar libremente, porque lo importante en este caso es que Brasil tiene lo suyo y seguramente de una forma o de otra va a sorprenderte.

Brasil es una tierra gentil que se deja amar, la variedad de sus playas es sinónimo de “para todos los gustos” mientras unas poseen una oferta enorme de grandes hoteles, restaurantes y tiendas, otras están casi despobladas. Unas surgen entre dunas de arena y enormes acantilados, otras se extienden hasta el horizonte entre aguas cristalinas como por ejemplo las de Fernando de Noronha, consideradas unas de las más bellas y protegidas del mundo.

Fuente: Diario de Turísmo

Comentarios:

© 2012 Diario de Turismo.com

Scroll To Top