Ud. está aquí: Inicio » Internacionales » Una vida en torno a los parques

Una vida en torno a los parques

Alrededor de los parques en Orlando existen muchas atracciones y cosas que ver más allá de la magia de los parques.

Orlando es tal vez la única ciudad del mundo convertida en sinónimo de una marca o personaje. Específicamente en Kissimmee, la ciudad vecina, radica la concentración más grande de parques temáticos del planeta, y es inevitable no asociarla con Disney World. El complejo de los parques es enorme con una multitud de cosas para hacer. Además existe una gran variedad de opciones en materia de alojamiento y de lugares para visitar. Sin embargo, hay mucho para ver y hacer más allá de la fantasía. Desde pueblitos pintorescos hasta playas a una hora de auto, pasando por una completa oferta de museos, shoppings y restaurantes, existe un mundo detrás de los parques.

Muy cerca de Celebration, sobre la avenida 192, vale la pena hacer una parada en el Old Town, una calle del viejo pueblo que quedó estancada en el pasado. Además de ser un parque de diversiones de antaño, tiene un abultado programa de espectáculos gratuitos, como recitales de rock o bandas latinas. Pero lo más increíble es el desfile de autos antiguos que se sucede todos los sábados, donde unos 300 fanáticos de la zona sacan a pasear a sus bebes, reliquias anteriores a 1974 que circulan y dejan boquiabiertos a los presentes, con televisores de plasma en el interior y todo tipo de artefactos tecnológicos. También los viernes hay desfile de autos exóticos anteriores a 1987. Por la calle del Old Town hay bares, una heladería, negocios con ropa de playa, además de suvenires antiguos y objetos curiosos.

En la ciudad de Kissimmee, a 17 minutos de Orlando y muy cerca de Walt Disney World, un pueblito de bajo perfil se jacta de ser, simplemente, perfecto. Y lo es. Celebration, un barrio residencial desarrollado y construido por The Walt Disney Company, tiene la impronta de Main Street -la calle principal del parque Magic Kingdom-, pero es real. Creado en 1994, lo conforman 10.000 personas que aceptan vivir bajo rigurosas normas de convivencia. No hay un papel en el piso, un auto sucio, un jardín descuidado, un color que desentone, nada fuera de estilo.

Fuente: Diario de Turísmo

Comentarios:

© 2012 Diario de Turismo.com

Scroll To Top