Ud. está aquí: Inicio » Nacionales » Un verdadero viaje a la prehistoria

Un verdadero viaje a la prehistoria

Como los mejores parques jurásicos de Steven Spielberg, las islas Galápagos conservan una fauna que no se inmuta ante la presencia humana.

Hay muchos lugares en el mundo para ver fauna salvaje. Pero sólo uno donde esa fauna salvaje no huye del ser humano, o no se abalanza hacia él para comérselo. Las islas Galápagos. Cinco millones de años de aislamiento y en ausencia de grandes depredadores transformaron a los animales de Galápagos en los más confiados del mundo. Las aerolíneas llegan a la isla de Baltra.

Te puedes tirar a tomar el sol al lado de un lobo marino de 200 kilos de peso sin que se inmute, te puede pasar una iguana por encima del pie mientras haces fotos del paisaje o te tienes que apartar en un sendero porque un piquero patas azules se ha puesto en medio y no está dispuesto a moverse de su soleado emplazamiento para que pases, por más que te acerques a él. Así son las islas Galápagos, a donde podes viajar con Latam, el archipiélago más extraño y singular del mundo. Un auténtico viaje a la prehistoria.

Las islas son tan secas, áridas y carentes de comida que la evolución no dio ninguna chance a los grandes mamíferos. Éste es el reino de los reptiles y de las aves marinas. No me extraña que Charles Darwin alucinara cuando llegó a ellas en 1835. Cualquier viajero sigue alucinando de igual manera hoy, en pleno siglo XXI, ante la singularidad de sus paisajes y sus especies marinas y terrestres. Isabela es la isla más grande y la de paisajes más sobrecogedores. La más indicada también como base para quien va a hacer island hoping o saltos de una isla a otra con alojamiento en tierra. Isabela es una isla muy joven que muestra aún los volcanes de escudo, tipo hawaiano, con sus edificios volcánicos intactos. Los paisajes más espectaculares están en la costa oeste, en el canal de Bolívar. 

Fuente: Diario de Turísmo

Comentarios:

© 2012 Diario de Turismo.com

Scroll To Top