Ud. está aquí: Inicio » Norte » SENTÍ TUCUMÁN...

SENTÍ TUCUMÁN...

Hablar de Tucumán es hablar de cultura y de arte.

la provincia ofrece un abanico inmenso de posibilidades a la hora de empaparse de lo local, lo autóctono y por ende, lo nacional. No es fortuito que Tucumán haya sido declarada Ciudad Histórica en 1999: además de ser la cuna de la Independencia argentina, el jardín de la República encierra un patrimonio único en lo que al arte y a la cultura concierne.
La provincia es dueña de algunos de los museos y teatros más importantes del país y a lo largo de todo el año, recibe el aporte de obras locales, nacionales y hasta internacionales que el turista está obligado a conocer y que se despliegan en las diversas salas culturales de Tucumán, todas cómodas, espaciosas y con un sello arquitectónico autóctono, como el museo Timoteo Navarro, el teatro San Martín, el Museo de Bellas Artes o el Teatro Alberdi.
Tucumán no es sólo historia, tradición y cerros. Es también gastronomía, con sello propio y de la mejor. El visitante no puede irse de la provincia sin haber degustado:
 Empanada Tucumana:
Jugosa, con olor a recién horneada y un sabor regional inigualable. La empanada es el plato por excelencia de Tucumán. Se trata de una variante del tradicional pastel argentino, cuya masa redonda, doblada a la mitad y sellada mediante el repulgue, contiene un relleno de carne, huevos duros, cebolla de verdeo y pasas de uva, cocinadas preferentemente en horno de barro, aunque también se las puede hacer en horno de gas o fritas en grasa.  Se las consigue en cualquier restaurante local y se pueden pedir también otras variantes como ser de queso, pollo, jamón o mondongo.
Locro:
Ideal para los días más frescos, el Locro es un plato bien cargado que es otro de los clásicos bien tucumanos. Es una preparación espesa que lleva maíz amarillo molido, carne o charqui, patitas y cuero de cerdo, panceta, poroto seco y zapallo. Por lo general, se lo acompaña con una salsita picante de ajíes y cebollas que realza su sabor regional. Una variedad de esta comida es el guascha locro, hecho en base a maíz cortado a cuchillo, zapallo y verduras y coloreado con pimentón.
Es un plato que se consigue en cualquier restaurante local.
Tamal
Vayas donde vayas, uno de los platos tucumanos por excelencia de los tucumanos es el tamal. Se prepara con harina de maíz y anco (especie de zapallo) y se rellena con carne  vacuna, charqui (carne seca) o cerdo, pasas, huevos y condimentos. El tamal se sirve envuelto en chalas de maíz secas atadas con hilos, lo que lo hace más tentador aún…
Humita:
Hasta tiene fiesta propia en San Pedro de Colalao: la humita es un plato regional imperdible, que se realiza con maíz, zapallo y queso. Es una preparación espesa y suave, de color amarillo, que se puede comer al plato o en chala, suave o picante.
Quesos y quesillos:
Con leche de cabra, de vaca y hasta de oveja… los quesos tucumanos son otro deleite para el paladar. Algunas de las estancias queseras más populares de la provincia se encuentran en Tafí del Valle y en San Pedro, pero se pueden conseguir en el centro y son ideales para llevar de regalo como un sabor típicamente regional. No sólo se los come en picadas sino tambin como postre, acompañados de jaleas, miel o arrope.
Otro de los clásicos manjares con sello propio es el quesillo, un tipo de queso fresco que se prepara con leche de vaca o de cabra, se deja cuajar y una vez escurrido el suero, se cuelga en sogas de alambre que le dan su forma alargada. Se puede comer solo o acompañado con arrope o miel de caña.
Carbonada
Un manjar tucumano ideal para olvidarse del invierno –aunque también se lo puede degustar en el verano- es la carbonada: un plato a base de zapallo amarillo, anco y carne picada. Por lo general se acompaña con arroz o papa y se sirve en una especia de cazuela .
Tortilla al Rescoldo
Para el desayuno o la merienda, nada como una buena tortilla al rescoldo, un clásico tucumano con sabor bien regional. Es un pan casero preparado con harina amasada que se moja con agua salada, se unta con grasa de vaca y se cocina sobre tierra caliente. Con manteca, mermelada, jalea o dulces, la tortilla es una delicia que todo turista debería probar antes de irse.
Bollo al Chicharrón
Ideal para degustar recién sacado del horno o bien tostado, el bollo con chicharrón es otro manjar bien tucumano. Se trata de un pan amasado con semita, que una vez que se soba y se corta en grandes pedazos de masa, se saboriza con chicharrón molido, lo que le da un gustito regional y autóctono delicioso. Es ideal para acompañar con unos buenos mates calientes.
Cafés, bares, centros literarios y teatros. Los aficionados de la literatura encontrarán en Tucumán todas las opciones para sumergirse de lleno en el mundo de las letras.
La provincia es dueña de algunos de los íconos de la Literatura nacional y año tras año, se renuevan las muestras y los aportes de las personalidades locales para fortalecer al Jardín de la República como un punto de encuentro de literatos.
Cada año, Tucumán es sede del "Letrarte", un encuentro de escritores que se realiza nada menos que en la Casa Histórica y del que participan más 200 literatos del extranjero y de todas las provincias.
Cada semana, los centros culturales tucumanos renuevan sus exposiciones e invitan a recorrerlas en busca de muestras de las más variadas formas: pinturas, artesanías, esculturas, monumentos y fotografías empapelan los centros artísticos locales. Modernas, tradicionales, locales o extranjeras, las muestras en los centros culturales en Tucumán son ideales para los amantes de la cultura.
Sin lugar a dudas, el folklore es la música tucumana por excelencia. Por eso, las opciones que ofrece la provincia a la hora de disfrutar de la música autóctona son muchas.
Peñas y bares abren sus puertas durante toda la semana para brindar espectáculos con músicos locales e invitados que amenizan una comida o un trago. Si el turista prefiere la música clásica, internacional o rock, también puede elegir entre diversos pubs en los que artistas presentan sus shows.
Desde piezas de los indios hasta objetos que usaron los congresales allá por 1816 cuando se declaró la Independencia. Tucumán cuenta con algunos de los museos más relevantes del Norte y cada una de las 17 localidades posee alguno digno de ser explorado. La visita a los museos es un paseo obligado para el turista, que se empapará de la historia y tradición de una de las provincias más ricas del país al recorrer estos espacios culturales.
Tucumán es dueña de algunos de los teatros más importantes del Noroeste argentino. Todos con el sello distintivo de la provincia y una arquitectura exquisita, cada fin de semana son el lugar elegido por centenares de familias que buscan entretenimiento con obras locales o nacionales. Ir al teatro en Tucumán es un clásico y el turista podrá no sólo disfrutar de una puesta en escena sino también recorrerlos para conocer la historia que encierran. Los dos más importantes son el San Martín y el Alberdi.

Fuente: Turismo Tucumán

http://www.tucumanturismo.gov.ar/

Comentarios:

© 2012 Diario de Turismo.com

Scroll To Top