Ud. está aquí: Inicio » Patagonia » La imponente belleza del agua

La imponente belleza del agua

Como en las cataratas, el Calafate tiene como principal protagonista a la fuerza de la naturaleza, y en los caprichos de agua que aquí con bloques de hielo derrumbándose nos ofrecen un espectáculo único.

La bella ciudad de El Calafate es la puerta de entrada al fascinante mundo del parque nacional Los Glaciares. La perfecta combinación de belleza natural y excelencia en servicios turísticos hace de este destino “del fin del mundo” el lugar perfecto para pasar unos días diferentes a cualquier cosa que estés acostumbrado. Es por eso de de diferentes partes del mundo llegan turistas en aerolíneas para conocer la perla del sur patagónico.

A medida que la ciudad crece, se diversifican las alternativas gourmet que, apostando a la gran afluencia de turismo, combinan los buenos menús patagónicos con propuestas y sabores mediterráneos. No es casualidad que la mayoría de los restaurantes estén dirigidos por jóvenes chef. Algunos oriundos de la Patagonia, otros de Buenos Aires, todos con experiencia europea y ánimo de mostrar sus habilidades en este rincón austral. Ello hace que a los tradicionales platos de la Patagonia como el cordero, se le sumen nuevas versiones, producto de la formación y la alquimia culinaria.

Con Latam airlines podés viajar y conocer la magia de los graciares. Dentro del Parque Nacional se destacan unos pocos glaciares, principalmente por su fácil acceso, pero también por sus características naturales particulares. El glaciar Perito Moreno, al margen de ser el más visitado por ser el único que se puede ver desde tierra, su principal atractivo son las frecuentes rupturas, a veces desprendimientos de pequeños trozos de hielo, a veces de importantes paredes. Estas se deben a que el frente se encuentra a poca profundidad, haciendo que la presión que ejerce por avanzar se contraponga con el freno que encuentra en su base.

Fuente: Diario de Turísmo

Comentarios:

© 2012 Diario de Turismo.com

Scroll To Top